Seleccionar página

La Universidad de Zaragoza y la empresa china Devoture to the Future han firmado en la capital aragonesa un convenio para la puesta en marcha de una cátedra que se dedicará a actividades de investigación en las que intervendrán la institución académica aragonesa y distintas universidades del país asiático.

Su actividad se llevará a cabo desde este momento en los tres campus de la Universidad de Zaragoza, especialmente en el de Teruel, donde se imparte un grado y máster de Psicología, y se cuenta con escuela de Ingeniería. Devoture (neologismo que funde las palabras inglesas para dedicación y futuro) es una empresa que pone en relación a inversores chinos con instituciones y compañías de Occidente, con la vista puesta en el fomento de la cooperación comercial y la promoción de la investigación.

Con la firma del convenio se crea la Cátedra Devoture, que tiene como objetivo generar investigación avanzada en la que se integren el mundo académico y el empresarial utilizando para ello distintas herramientas. Entre ellas figura en primer lugar la incentivación de proyectos de investigación. Además, se recurrirá al apoyo a la realización de tesis doctorales y proyectos de fin de grado.

Asimismo, se incentivará el intercambio de estudiantes y profesores de grado, máster y doctorado entre España y China, así como la creación de una red internacional de investigadores.
Un representante de la Universidad de Zaragoza incidió ayer en la importancia del convenio firmado. «Cuando hablamos de China, nos referimos a un gran gigante tecnológico, pero no reparamos en que se trata de un país que tiene grandes campos científicos por desarrollar, en concreto el de la salud mental», manifestó esta misma persona.

La Cátedra Devoture (Tecnología y Salud) será dirigida por Santiago Gascón, que ha participado en la firma del acuerdo junto a Antonio Peiró, Francisco Beltrán y Pilar Zaragoza, que ocupan distintos cargos en las áreas de Internacionalización y Transferencia de la Investigación de la Universidad de Zaragoza. Por parte china han intervenido Haonan Li (estudiante de Psicología), Huan Yi (coordinadora de Proyectos) , Yinglong Qiu y Shu Yang, director de Devoture to the Future.